​¿La idea de que le limpien los dientes hace que todo tu cuerpo se tense con el miedo? ¿ Prefiere soportar la agonía de un dolor de muelas que entrar a una clínica dental? No está solo. Mucha gente es tan fóbica acerca de ir al dentista que optan por no tener ningún tratamiento y sufrir las consecuencias.

Para las personas que evitan al dentista como si fuera una peste, la sedación puede quitar buena parte de su ansiedad . La sedación se puede utilizar para todo, desde procedimientos invasivos hasta una simple limpieza dental . La forma en que se utiliza depende de la gravedad del miedo.

¿Qué es la odontología de sedación?
La odontología de sedación utiliza medicamentos para ayudar a los pacientes a relajarse durante los procedimientos dentales. A veces se denomina «odontología del sueño «, aunque eso no es del todo exacto. Los pacientes suelen estar despiertos.

¿Qué tipos de sedación se utilizan en odontología?
Los siguientes tipos de sedación se utilizan en odontología:

•      Sedación mínima inhalada . Usted respira óxido nitroso – también conocido como «gas de la risa» – combinado con oxígeno a través de una máscara que se coloca sobre su nariz. El gas le ayuda a relajarse. Su dentista puede controlar la cantidad de sedación que recibe, y el gas tiende a desaparecer rápidamente. El dentista le pedirá que respire normalmente a través de su nariz, y dentro de unos pocos minutos usted debe comenzar a sentir los efectos del óxido nitroso. Usted debe sentirse tranquilo y cómodo. Los efectos del óxido nitroso se desaparecen poco después de retirar la máscara.
•      Sedación oral . Dependiendo de la dosis total administrada, la sedación oral puede variar de mínima a moderada. Para una sedación mínima, usted toma una pastilla. Por lo general se utilizan medicamentos familiares al Valium y se toman aproximadamente una hora antes del procedimiento. La pastilla le pondrá soñoliento, aunque todavía estará despierto. Se puede dar una dosis mayor para producir sedación moderada. Este es el tipo de sedación más comúnmente utilizada en la odontología. Algunas personas se ponen lo suficientemente soñolientos como para realmente dormirse durante el procedimiento. Por lo general pueden, sin embargo, ser despertados con un suave sacudido.
•      Sedación IV moderada . Usted recibe el fármaco sedante a través de una vena, por lo que éste trabaja más rápidamente. Este método permite al dentista ajustar continuamente el nivel de sedación.
Independientemente del tipo de sedación que reciba, también necesitará un anestésico local – medicamento inyectado en el sitio donde el dentista está trabajando en la boca – para evitar el dolor si el procedimiento causa cualquier molestia.
¿Quién puede recibir sedación en el dentista?

La sedación es apropiada para las personas con un miedo real o que la ansiedad les impide ir al dentista.

También puede ser apropiada para personas que:
•      Tienen un umbral de dolor bajo
•      No pueden quedarse quietos en la silla del dentista
•      Tienen dientes muy sensibles
•      Tener un mal reflejo de náuseas
•      Necesitan que se les haga una gran cantidad de trabajo dental

¿Qué tan seguro es la odontología de sedación?
Es seguro, más cuando es administrada por dentistas experimentados.
Es importante asegurarse de que su dentista está entrenado y calificado para administrar el tipo de sedación que va a recibir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.